5 claves para que tus empleados amen a tu empresa

Empleados-enamorados-empresa

5 claves para que tus empleados amen a tu empresa

Autor: Equipo #AlwaysPeopleFirst

 

Quienes lideran una compañía, independientemente de su tamaño, sector o características, desean llevar el negocio al siguiente nivel. Todos los dirigentes son conscientes de que para lograrlo son necesarias una serie de estrategias de precio, de marketing, de investigación…, pero suelen olvidarse de que uno de los factores que más influye en la escalabilidad de un negocio es tener un gran talento que vaya a trabajar entusiasmado a diario.

En la jornada laboral, ¿estás contento? ¿Existe un ambiente de trabajo favorable? ¿Tu actitud y la de tus compañeros frente a las tareas es positiva? ¿Te sientes motivado con tus responsabilidades? Cuándo piensas en ir a trabajar, ¿te apetece? Todas estas son preguntas que deberíamos hacernos cada uno de nosotros en algún momento y si la respuesta a todas ellas es un rotundo «sí», enhorabuena porque significa que de alguna u otra forma amamos la empresa en la que trabajamos.

Y es que, unos buenos compañeros, un entorno de apoyo y unos beneficios laborales adecuados son la combinación perfecta que hará que el flechazo surja. De hecho, algunas organizaciones se han puesto manos a la obra y ya han conseguido tener una plantilla de empleados felices y comprometidos con todo lo que envuelve a la organización.

¿Quieres saber qué han cambiado? Aquí van 5 claves para lograr que los empleados amen la empresa.

 

Feedback para todos

Del mismo modo que a nadie le sorprende que se evalúe a los empleados no debería hacerlo que se haga lo propio con los líderes de los equipos e, incluso, con la organización en sí misma. Son pocas –por no decir inexistentes– las ocasiones en las que los empleados tienen la oportunidad de valorar a sus jefes, las dinámicas de trabajo, las reuniones…

Permitirles aportar sus pensamientos y sugerencias –mediante encuestas, cuestionarios y entrevistas, por ejemplo– es una forma de que sientan que sus preocupaciones se escuchan y su voz se tiene en cuenta. Además, quién sabe si de esos comentarios puede surgir una nueva idea o solución que mejore la organización.

 

Tiempo para ellos

Pasamos muchas horas en la oficina, a veces, más de las que deberíamos incluso y con semejantes horarios es factible que los empleados entren en un estado de burnout, incluso aquellos que tienen pasión por lo que hacen.

Todos necesitamos momentos de descanso y la formación en la oficina es una alternativa ideal para desconectar de la rutina diaria, pero sin desvincularnos del todo de la organización.

Otra opción que pueden llevar a cabo las empresas es involucrarse en causas benéficas que se ajusten al negocio y promover que los empleados donen su tiempo a estas acciones durante su jornada laboral.

 

 

Prepara el espacio

A la hora de motivar a los trabajadores todo suma y contar con un buen espacio de trabajo es casi indispensable. En primer lugar, porque es un reflejo de la cultura de la organización y, en segundo lugar, porque algunas oficinas son más propicias para la creatividad, la concentración, las reuniones…

Más allá de los mínimos –escritorios y sillas cómodas, iluminación adecuada, ventilación…–, el espacio de trabajo debe incluir también salas para el trabajo individual, espacios de colaboración grupal y, por qué no, también lugares para ejercitarse, comer, de exterior…

 

Cuida tu reputación

No querer hablar de qué hacemos, en qué empresa trabajamos o en qué consiste nuestro día a día con otras personas ajenas a él es una señal de que no estamos del todo contentos con nuestra empresa.

Puede haber muchos motivos para que esto ocurra, pero una causa que se repite con frecuencia es que los empleados no se sienten orgullosos de la organización. Esto puede ser porque sus valores no están alineados con los propios, porque los productos o servicios que ofrece no son de calidad o porque se ha ganado a pulso las críticas de los consumidores.

 

 

Sorpréndelos

Es cierto, trabajar es una responsabilidad, pero todos lo hacemos más a gusto si sabemos que obtendremos una recompensa extra por el trabajo bien hecho. Desde una tarde libre hasta una invitación a un restaurante. Son muchas las fórmulas que se pueden aplicar para premiar de forma excepcional a aquellos trabajadores que se lo merecen en un momento concreto.

Y créenos, tus empleados quieren tener un buen salario, pero este no es lo único que los motivará a dar lo mejor de sí mismos.

 

no hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

¿Quieres ser una empresa #APF?

Tus datos serán tratados por AlwaysPeopleFirst, S.L. con la finalidad de gestionar tu solicitud, siendo la base jurídica tu consentimiento. Puedes ejercer tus derechos dirigiéndote a base@alwayspeoplefirst.es.

Acepto la Política de Privacidad.

¿Quieres ser una empresa #APF?

Tus datos serán tratados por AlwaysPeopleFirst, S.L. con la finalidad de gestionar tu solicitud, siendo la base jurídica tu consentimiento. Puedes ejercer tus derechos dirigiéndote a base@alwayspeoplefirst.es.

Acepto la Política de Privacidad.