El éxito de tu equipo puede depender de un algoritmo

¿Cuál es la fórmula de la Coca-Cola? Hace unos meses, en un restaurante iniciamos la sobremesa con esta pregunta. Me pareció muy divertido y enriquecedor dejar que los demás dieran su opinión al respecto. Después de varias recetas inverosímiles y combinaciones poco digestivas, decidimos, entre todos, revisar los componentes…

¿Cuál es la fórmula de la Coca-Cola? Hace unos meses, en un restaurante iniciamos la sobremesa con esta pregunta. Me pareció muy divertido y enriquecedor dejar que los demás dieran su opinión al respecto.

Después de varias recetas inverosímiles y combinaciones poco digestivas, decidimos, entre todos, revisar los componentes de la bebida en la etiqueta. Empezamos a leer sílaba por sílaba: “Agua carbonatada, colorante E-150D, acidulante E-338, aromas naturales…”

Un amigo, se puso muy serio y, como quién se justifica ante la derrota, dijo: “¡¿Cómo vamos a saber la receta de la Coca-Cola si ni siquiera sabemos cuáles son los ingredientes?!”. Como siempre, dando en el clavo…

El éxito de tu equipo depende de los Datos

Y es que, esta respuesta tan espontánea es perfectamente válida para resolver el enigma que lleva años atormentando a directivos y a equipos de recursos humanos: ¿Cuál es la fórmula del éxito para mi equipo? La respuesta está en la gestión de la información: en la analítica de datos.

El análisis de los datos es una prioridad para las empresas

Si bien es cierto que yo no soy muy partidario de fórmulas mágicas, sí creo en que las herramientas adecuadas pueden ayudarte a alcanzar tus objetivos. La gestión de la información y la tecnología son cada vez más decisivas para conseguir el éxito empresarial.

Según una encuesta realizada por Forbes, en 2015 solo el 17% de las empresas utilizaban estrategias de Big Data para el desarrollo de su negocio; en 2017, el porcentaje ascendía hasta el 53%; y en 2019, el 88% de los directivos consideraba imprescindible el uso del Big Data para la consecución de sus objetivos, según apunta un estudio de New Vantages Partners.

Es evidente que la gestión de datos está teniendo un avance imparable para el desarrollo de las organizaciones y, pronto, será una de las principales herramientas para las empresas. Sin embargo, los usos de esta tecnología no se limitan, únicamente, en la optimización de procesos y actividad económica.

La analítica de datos también puede  ser crucial para medir y mejorar el bienestar de los empleados. Ésta no es una funcionalidad baladí ya que tener empleados felices puede aumentar hasta en un 13% la productividad de tu compañía.

bienestar-algoritmo

3 aptitudes que tu equipo puede lograr gracias al análisis de datos

Está claro que la información es poder. Pero, ¿cómo puedes utilizar los datos para asegurar el éxito de tu equipo? Según indican desde Oracle, el Big Data son “grandes conjuntos de datos” que pueden utilizarse “para abordar problemas empresariales”.

A mi modo de ver existen 3 grandes aptitudes que tu equipo puede ganar gracias a la buena gestión del Big Data

1. Más productividad

En BBVA han desarrollado Opportunity, una tecnología que es capaz ofrecer coaching a los empleados ayudándoles así a alcanzar sus objetivos dentro de la propia empresa. Opportunity gestiona el feedback y los resultados diarios de cada empleado y les ofrece constantemente consejos, métricas y nuevas oportunidades para crecer dentro de la empresa.

Noemí Fernández, empleada de BBVA, comenta en un artículo publicado en El País que Opportunity “hizo un chequeo de las habilidades que tengo y de las que necesitaba para promocionar al nuevo puesto”. Gracias al asesoramiento de esta herramienta, Noemí no sólo logró promocionar sino que, además, mejoró su productividad y engagement con la empresa.

Tener un plan carrera definido es una de las peticiones más demandadas para asegurar su motivación y fidelidad de los empleados. El compromiso de tu equipo no solo se materializa en una menor tasa de rotación dentro de la compañía si no que, además, también implica un aumento del 13% de la productividad, según señalan en este estudio de Oxford.

2. Resolución de problemas

A principios de la década del 2010, un grupo de ingenieros de la empresa estadounidense IBM desarrolló Watson. Se trata de un sistema basado en la inteligencia artificial que es capaz de resolver preguntas formuladas con un lenguaje formal.

Lo que al principio parecía un aplicativo divertido que despertó la curiosidad de periodistas e internautas de todo el mundo, se convirtió, con el tiempo, en una de las herramientas más efectivas para la resolución de problemas de IBM.

Actualmente, en IBM utilizan Watson para resolver problemas y dudas internas que los empleados  se formulan a lo largo de la jornada. A través de la inteligencia artificial, el aplicativo es capaz de encontrar las respuestas más acertadas para determinadas queries.

3. Flexibilidad

 Una de las principales ventajas que tiene el Big Data para las empresas es la trazabilidad que se obtiene para medir el éxito o fracaso de las acciones implementadas. A menudo, es difícil evaluar qué incidencia tiene una determinada estrategia de Employee Engagement en la cuenta de resultados.

Resulta evidente  que un empleado feliz rinde de manera más eficiente y trabaja mucho mejor que un empleado insatisfecho. En este sentido, a las empresas les interesa invertir en el bienestar de sus equipos. Pero, ¿cuánto dinero cuesta que un empleado se sienta feliz? y, sobre todo, ¿cuán rentable es el bienestar del empleado para la empresa?

Gracias al Big Data estas preguntas tienen ahora una respuesta ya que podemos medir el bienestar del empleado. Así, si un directivo decide, por ejemplo, ofrecer ciertos beneficios para los empleados -como fruta gratis o clases de gimnasia- podrá medir, gracias al Big Data, el retorno de la inversión que tiene esa acción.

Desde APF Tech hemos desarrollado una tecnología capaz de medir el bienestar de tu equipo en su desempeño diario. Gracias a esta mediación las empresas reciben datos objetivos que les permiten tomar las mejores decisiones para mejorar el bienestar del empleado y tener así más flexibilidad en la implementación de su estrategia.

Nunca podrás saber con certeza cuál es la fórmula del éxito. Sin embargo, si cuentas con la información y la tecnología adecuada, estarás mucho más cerca de lograr tus objetivos empresariales.