3 estrategias gratuitas para fomentar el compromiso de tus empleados

El compromiso de los empleados es lo más importante. En un entorno tan volátil como en el que estamos, fidelizar (que no retener) al mejor talento y tener un equipo comprometido con lo que hace, vale oro. Esta es una realidad que se sostiene con datos contrastados. Según …

El compromiso de los empleados es lo más importante. En un entorno tan volátil como en el que estamos, fidelizar (que no retener) al mejor talento y tener un equipo comprometido con lo que hace, vale oro.

Esta es una realidad que se sostiene con datos contrastados. Según AHIR Acadamy, tener empleados con un alto índice de compromiso reporta:

  • Menos absentismo laboral (-37% vs. empleados no comprometidos).
  • Menos errores humanos (-41% vs. empleados no comprometidos).
  • Más confianza con los clientes (+10% vs. empleados no comprometidos).
  • Más productividad (+21% vs. empleados no comprometidos).

3 estrategias para fomentar el compromiso de tus empleados

La siguiente pregunta que cabe plantearse es: ¿Cómo puedo tener un equipo altamente comprometido con mi proyecto? Aunque cada empresa es un mundo y conviene estudiar caso por caso, hay ciertas acciones que, en la mayoría de los casos, tienen una incidencia directa en el nivel de compromiso de los empleados.

1. Define y defiende los valores de tu marca

“¿Cuáles son tus principales virtudes en el trabajo?”. Seguro que, en más de una entrevista, te has topado con esta pregunta. Si ya tienes experiencia en los procesos de selección, tendrás un argumentario propio bien elaborado y trabajado.

¿Y si hiciera la misma pregunta, pero cambiando el enfoque? ¿Cuáles son las principales virtudes de tu empresa? Si, de entrada, tienes problemas para definir cuáles son los valores y virtudes de tu compañía, tenemos un problema.

Se trata de ser capaz de resumir, en una frase, cuál es la impronta que espera dejar tu compañía en este mundo. ¿Fácil?

Asics, por ejemplo, defiende el Anima Sana In Corpore Sano de cada persona. Ikea, por su parte, asegura que sus valores de marca son ofrecer soluciones muy funcionales a todas las familias y a precios muy competitivos.

Una vez definidos tus valores de marca, es el momento de comunicarlos. Y, créeme, sólo con anuncios en los medios o los emails a toda la BBDD de la empresa enviados desde un despacho no son suficiente como para comunicar tus valores.

Los principales baluartes de tus valores de marca son tus propios empleados. Debes conseguir que ellos se sientan comprometidos y orgullosos de la empresa para la que trabajan.

¿Cómo?

  1. Asegúrate de tener un proceso de selección adecuado. Si defiendes ser ecofriendly (por ejemplo), necesitarás que tu equipo de recursos humanos analice el encaje de este valor con tus candidatos.
  2. Refuerza tus valores de marca con acciones concretas. Si crees en la innovación (por ejemplo), necesitarás fomentar espacios de innovación dentro de tu propia oficina o sumarte a ese ecosistema.
  3. Demuestra tu compromiso con acciones concretas. Si promueves el deporte (por ejemplo), deberás dar facilidades reales a tu equipo para que pueda realizar actividad física.

2. Reconoce el trabajo bien hecho

Aproximadamente el 50% de los empleados dejan su trabajo actual por culpa de sus jefes, según CNBC. El impulso natural (y completamente comprensible) cuando alguien recibe una crítica es tratar de excusarse o defenderse. Pero recuerda, sin capacidad de autocrítica jamás podrás mejorar.

Si estás en la tesitura de ser el manager de una compañía, lo primero que debes hacer es evaluar cómo estás siendo como jef@. ¿Eres capaz de fomentar el crecimiento interno? ¿Das espacio para el feedback? ¿Reconoces el trabajo bien hecho de tus colaboradores?

Algunas de estas preguntas pueden darte una orientación acerca de cómo estás siendo como jef@. Si te das cuenta de que la realidad no es cómo te gustaría, necesitarás pensar en estrategias para mejorar tu liderazgo.

¿Cómo?

1.       Promueve el feedback interno: De arriba hacia abajo; de abajo a arriba; y de izquierda a derecha… ¡En todas las direcciones! Todos los miembros de tu equipo deben tener la confianza suficiente como para expresar su opinión, siempre con respeto y de manera constructiva.

2.       Reconoce el éxito en público: Un jefe que tenía hace tiempo solía repetirme: “Los éxitos se dicen en público y los fracasos en privado”. Todos necesitamos que nos corrijan alguna vez, pero también necesitamos que nos premien.

3.       Facilita el desarrollo de tus colaboradores: “Sólo hay algo peor que formar a tus empleados y que se vayan. No formarlos y que se queden” (Henry Ford). Tus empleados necesitan crecer y, si quieres que se comprometan con tu empresa, debes ser un aliado en este crecimiento. Cueste lo que cueste.

compromiso empleados

3. Promueve la transparencia

¿Serías capaz de apoyar a un equipo incondicionalmente sin saber cuáles son sus resultados? A mí se me hace muy difícil pensar en un compromiso elevado si no somos capaces de ver los resultados de nuestro trabajo.

Involucrar a los empleados en la estrategia de la empresa o compartir los resultados de facturación son acciones que ayudan -aunque parezcan irrelevantes- a mejorar el compromiso de tu equipo. Tener una empresa transparente es un reto al que muchas marcas se enfrentan casi a diario.

¿Cómo?

  1. Utiliza maneras de trabajar en las que exista una comunicación directa. Aunque a veces cueste, tus empleados necesitan tener la posibilidad de expresar su opinión
  2. Pide feedback de cada proyecto a tus empleados. Seguro que eres de los que da feedback con regularidad a su equipo, pero ¿pides a tus empleados que te den feedback a ti?
  3. Mide el grado de bienestar de tu equipo. Existe tecnología capaz de monitorizar el bienestar de tus empleados.

El compromiso del empleado es un tesoro que se debe promover y proteger. Porque tiene una incidencia directa en la cuenta de resultados y hace feliz a las personas.