10 consejos para mejorar la conciliación laboral en tu empresa

Todos necesitamos tener tiempo de calidad para hacer lo que más nos gusta. Salir a correr un rato para desconectar, pasar una tarde con nuestra familia haciendo algo juntos, o disfrutar de una buena cena con amigos riendo a carcajadas… Pese a que tenemos esta consigna muy clara, a veces…

Todos necesitamos tener tiempo de calidad para hacer lo que más nos gusta. Salir a correr un rato para desconectar, pasar una tarde con nuestra familia haciendo algo juntos, o disfrutar de una buena cena con amigos riendo a carcajadas…

Pese a que tenemos esta consigna muy clara, a veces tendemos a autoboicotearnos. Quizás, sin ser del todo conscientes, somos capaces de priorizar otras cosas ante aquello que también nos hace realmente realmente bien.

Para las compañías, tener emplead@s con un alto grado de bienestar supone un impulso positivo importante para la cuenta de resultados. Y es que, emplead@s realizados es sinónimo de emplead@s productivos.

¿Y qué es lo que proporciona bienestar a tus emplead@s? Según una encuesta publicada por SHRM, más de la mitad de los emplead@s considera la conciliación laboral determinante para su satisfacción.

10 consejos para impulsar la conciliación laboral en tu empresa

Por mi experiencia profesional, en la que he tenido la ocasión de interactuar con profesionales y empresas de todo tipo, se me ocurren algunas reflexiones que, seguro, te permitirán impulsar la conciliación laboral y mejorar así la productividad y el bienestar.

1. Ofrece flexibilidad

La logística diaria puede ser muy complicada. En un mismo día, tienes que encontrar el tiempo (y las fuerzas) para dejar a tus hijos en el colegio, estar al 100% en el trabajo, gestionar las tareas del hogar y sonreír a todas horas. Ofrecer una cierta flexibilidad horaria a tus emplead@s les permitirá reducir la ansiedad y ser más eficientes con el tiempo.

“Things happen”…  A veces, ocurren imprevistos y las empresas deben conceder cierto margen de maniobra al empleado para gestionar los contratiempos que puedan surgir en el día a día. Además, para muchas empresas, la hora de entrada a la oficina de sus emplad@s acaba siendo un elemento secundario, cuando para la mayoría de los emplad@s tener un horario flexible puede marcar una gran diferencia.

2. Pregunta qué necesitan

Es mucho más simple de lo que parece. No se trata de llenar el despacho de cestas de fruta y snacks. Se trata de averiguar qué necesitan tus emplead@s para sentirse cómodos en la oficina. Es recomendable organizar sesiones de recepción de feedback e impulsar espacios de conversación en los que tu equipo se sienta lo suficientemente cómodo para expresar cuáles son sus necesidades.

No todos tus emplead@s necesitan lo mismo. Distintas tipologías de emplead@s necesitarán distintas medidas para su bienestar. Si inviertes esfuerzo en escuchar a tu equipo te darás cuenta de qué es lo que realmente necesitan. Cuando sepas qué es lo que les preocupa podrás poner el foco en poner solución a ese problema.

3. Fomenta el bienestar físico y emocional

¿Sabías que el 52% de las empresas de Estados Unidos tienen programas de bienestar para sus emplead@s? El mundo ha cambiado mucho y en muy poco tiempo. La crisis sanitaria vivida en 2019 a nivel mundial puso en entredicho la salud -física y emocional– de los trabajadores. De hecho, los problemas de bienestar emocional aumentaron un 25% a partir de la pandemia.

Dar visibilidad a esta nueva situación y trabajar para mejorar el bienestar de los empleados pasa, muchas veces, por implicarse personal y profesionalmente. La conciliación laboral puede ser un buen balón de oxígeno para mejorar la calidad de vida de tu equipo.

La ayuda de una consultora externa especializada en programas de bienestar te permitirá construir un plan específico atendiendo a la naturaleza de tu empresa. Ellos te ofrecerán una visión objetiva y fresca de las distintas oportunidades que tiene tu empresa para mejorar.

4. Esfuérzate en mejorar la eficiencia

Automatiza procesos rutinarios de escaso valor añadido. Por ejemplo, informes recurrentes, gestión de pedidos, tareas burocráticas… La tecnología puede utilizarse para agilizar aquellas tareas más tediosas y, así, tu equipo tendrá más tiempo para invertirlo en lo que realmente es diferencial.

5. El trabajo híbrido ha venido para quedarse

Nadie duda ya de que el trabajo híbrido es un modelo de relación laboral muy presente en nuestros días. En España, en 2009 menos del 3% de la población declaraba hacer teletrabajo, mientras que, actualmente (y con una pandemia de por medio), cerca del 13% de la población hace home office de manera recurrente.

Aunque, recientemente, se detecte una cierta regresión del teletrabajo por parte de las empresas, este modelo permite a los emplead@s poder compaginar sus tareas domésticas y compromisos personales con su carrera profesional.

6. Organiza voluntariados y actividades sociales

El 90% de la Generación Z cree que las empresas deben implicarse activamente en cuestiones sociales y medioambientales, y el 75% está dispuesto a investigar por su propia cuenta para saber si una empresa está siendo honesta, según recoge un artículo publicado por Fortune.

Si estás pensando en realizar alguna actividad de teambuilding, considera seriamente vincularla a acciones sociales. Además, si es tu propio equipo el que se encarga de buscar y gestionar las acciones de voluntariado, su implicación con el proyecto y el bienestar emocional en la oficina aumentará.

A priori, puede parecer que realizar actividades de voluntariado dentro de la jornada laboral es contraproducente en términos de productividad. Sin embargo, es muy posible que una acción social pueda ofrecer una perspectiva mucho más profunda a tus emplead@s sobre su propósito y su vinculación a la empresa.

7. Permite descansos durante la jornada

Está comprobado que realizar pequeños descansos durante la jornada laboral mejora el rendimiento y aumenta el bienestar del emplead@. No te dé miedo fomentar en la oficina momentos en los que tus emplead@s puedan desconectar o descansar unos minutos. Un emplead@ que trabaja más a gusto es un emplead@ más feliz y más fiel.

8. Desarrollo personal de tu equipo

En Google hace años que impulsan la regla del 80/20. Se trata de una medida que permite a los emplead@s dedicar el 20% de su jornada laboral a proyectos propios. Esta medida, lejos de perjudicar la productividad de la empresa, favorece la creatividad, la innovación y la implicación del equipo con la compañía.

9. Liderar con el ejemplo

El líder es el que camina enfrente. Si quieres impulsar la conciliación laboral dentro de tu empresa, tú has de ser el primero. Tu equipo tiene que ver que para ti es importante tener tiempo para tus quehaceres personales.

10. No esperes que te contesten el fin de semana

Según Nexalerning, el 9% de los trabajador@s revisa su correo electrónico fuera del horario laboral. Esperar que tu equipo trabaje también los fines de semana es una forma de generarles estrés, romper con la conciliación laboral y disminuir el grado de implicación de tu empresa con tu compañía.