Flexibilidad en las empresas ¿realidad o ficción? (parte II)

flexibilidad-en-las-empresas-2

Flexibilidad en las empresas ¿realidad o ficción? (parte II)

Hace poco os hablaba de las distintas modalidades que tienen los CEOs para impulsar la flexibilidad en las empresas y, concretamente, hacíamos referencia a opciones como el trabajo remoto, la libertad para elegir la fecha y longitud de las vacaciones o la posibilidad de auto gestionarse los horarios.

Algunas empresas de hoy han adoptado una o varias de estas dinámicas con el objetivo de satisfacer las demandas de flexibilidad de sus trabajadores. Sin embargo, como podemos ver en esta infografía del dicho al hecho hay un trecho.

A día de hoy todavía existe una distancia entre la flexibilidad que creen las empresas que están aportando y la que realmente disfrutan sus trabajadores.

 

Y es que, no es fácil dar el paso hacia el cambio, son muchos años arraigando en nuestras compañías la cultura del presentismo vinculándolo a los resultados de calidad. Sin embargo, debemos ser muy conscientes de que las demandas de flexibilidad no van a disminuir de modo que, las organizaciones que buscan atraer y comprometer al mejor talento deben responder a este interés de los nuevos candidatos. Si estás dispuesto a dar el paso, estas acciones pueden ayudarte a cumplirlo:

 

Trabajo-remoto-flexibilidad-empresas

 

1. Incentivos personalizados:

Es lo que se conoce como retribución flexible. No es la primera vez que hablamos de que al recompensar los buenos resultados estamos aumentando la probabilidad de que se repitan.

Considerar de forma individual las necesidades de cada empleado es clave para definir de forma personalizada los beneficios laborales que le generarán mayor satisfacción.

 

2. Paso a paso:

Nadie pretende que, de la noche a la mañana, cambies el horario de tu oficina y que permitas a tus empleados ejercer sus funciones desde la otra punta del planeta.

Cambiar los viejos hábitos requiere tiempo así que tómatelo con calma. Empieza por preguntar a tu equipo de qué tipo de flexibilidad le gustaría disfrutar. Comprende sus necesidades y adopta aquellas medidas que vayan más en línea con los objetivos y la cultura de tu organización.

 

3. Normaliza la flexibilidad:

Puede que si en tu empresa hay un salto generacional entre cargos de niveles superiores los equipos de trabajo algunas decisiones de flexibilidad no se entiendan ni sean bien recibidas.

Es fundamental educar internamente para normalizar  modalidades como el trabajo remoto o las vacaciones a libre elección que, además, a largo plazo terminarán por beneficiar a la compañía.

 

4. Aprovéchate de las tecnologías:

Es cierto, muchas de las medidas que aportan flexibilidad a una empresa no serían posibles sin los avances tecnológicos con los que contamos a día de hoy. Desde las clásicas videollamadas hasta herramientas que permiten contabilizar el tiempo facturable. Todo está a nuestro favor.

 

 

no hay comentarios

Deja tu comentario

¿Quieres ser una empresa #APF?

Tus datos serán tratados por AlwaysPeopleFirst, S.L. con la finalidad de gestionar tu solicitud, siendo la base jurídica tu consentimiento. Puedes ejercer tus derechos dirigiéndote a base@alwayspeoplefirst.es.

Acepto la Política de Privacidad.

¿Quieres ser una empresa #APF?

Tus datos serán tratados por AlwaysPeopleFirst, S.L. con la finalidad de gestionar tu solicitud, siendo la base jurídica tu consentimiento. Puedes ejercer tus derechos dirigiéndote a base@alwayspeoplefirst.es.

Acepto la Política de Privacidad.